Viajar con Mochila
Junio 14, 2017
Un Café en un Vaso de Papel
Junio 29, 2017
Muestra todo

Mas vale Vieja que Nunca

¿Te ha pasado que te encantaría hacer algo pero piensas que ya estás muy vieja para intentarlo?

A mí me pasa mucho, es como si viviera en otra línea de tiempo muy diferente a la de las mujeres de mi generación. Yo vivo en un mundo paralelo en el cual soy muy joven para mi edad y muy vieja para las generaciones anteriores. Y entonces dónde estoy?

Obviamente estoy en el lugar y tiempo correcto porque solo depende de mí el traspasar la barrera de la vergüenza y prejuicios para hacer realmente lo que se me da la gana, y cuando lo hago me siento tan feliz, tan libre y poderosa que de verdad no puedo creer que dudé de hacer algo solo porque “estoy muy vieja para hacer esto”. Es realmente una estupidez y uno de los grandes pecados capitales de nuestra sociedad imponernos una especie de reglas de cosas que están correctas o no hacer después de cierta edad ya que pensamos que nos veremos menos profesionales, menos inteligentes o demasiado infantiles solo porque nos gusta patinar, surfear, bailar… acciones como estas tienen que ver con el verbo “jugar”, y si observamos a los niños cuando juegan solos o entre ellos, están solamente disfrutando el momento sin preguntarse como se ven desde afuera o que estará pensando su amigo de él y son felices mientras están haciendo lo que quieren.

Así es como me gusta vivir, así es como me gusta sentirme: libre de hacer y decir, de tomar mis propias decisiones. Decir TE AMO si es lo que siento, aunque “sea muy luego”, invitar a alguien que me gusta a tomar algo porque es lo que quiero, preguntar  a otra mujer donde compró su hermoso vestido, ir a una empresa y decirles que quiero trabajar ahí aunque no hayan puesto un aviso. Para mí no está bien vivir reprimiéndome, no puedo dormir tranquila si tengo la sensación de haberme perdido de algo bueno solo por quedarme callada si es tan fácil hablar o hacer! Lo mejor que puedes tener en la vida es FE en ti misma, créeme que de cada 100 cosas que intentas, 80 te van a resultar y se siente espectacular! Las otras 20 no saldrán probablemente como planificaste pero es mejor tener la sensación de fracaso por intento que de fracaso por cobardía.

Esto es lo que me hace sentir  realmente poderosa porque tengo el total control de mi vida, no tengo ese tipo de deudas por pagar, de aquellas que dices “me hubiese encantado haber hecho eso…” te lo recomiendo, eso que estás pensando… HAZLO! El mejor tiempo es hoy ya que no sabes lo que pasará mañana y sabes qué? lo que sucede después que haces algo “loco” o diferente y lo compartes es que esos mismos amigos que se avergüenzan de ti o te critican luego te admiran; y  las generaciones más jóvenes te ven  como un referente y de pronto, de no pertenecer a ninguno de los dos lugares te das cuenta que eres lo mejor de ambos porque te conviertes en una especie de ídolo.. y qué hiciste? Pues nada más que ser honesta y generosa contigo, vivir la vida que tú quieres para ti y no la que se ve bonita para el resto. Lo penoso es que realmente eres un ídolo por hacer lo obvio y lo que todos deberían estar haciendo: gozar de la vida

Una de las cosas que me encanta observar cuando viajo es que en la mayoría de otros países diferente al mío no existen estas barreras! Tuve una compañera de casa que vino a Hawaii a estudiar inglés igual que yo; ella tenía 66 años y ambas convivimos entre alumnos de 20 a 25 años. Ayer en el parque había un grupo de unas 30 personas haciendo malabarismo y al menos 7 de ellas eran mayores de 50. En la escuelita he conocido unas 4 personas de mi edad que han decidido tomarse un break de la vida, un tiempo a solas para aprender algo diferente. Todos los días veo a hombres y mujeres con sus pieles bronceadas y arrugadas, cabellos largos y blancos, una linda sonrisa y una buena tabla de surf bajo el brazo. De ese grupo soy, definitivamente de los que disfrutamos y gozamos la vida como niños chicos, de los que sonreímos a otros, de los que saludamos, de los que somos amables porque estamos contentos con lo que somos, porque cada día hacemos alguna “travesura” que nos tiene muertos de la risa por dentro y porque nos levantamos en la mañana pensando en hacer algo realmente entretenido y diferente en nuestra rutina diaria y sabemos que MAS VALE HACERLO VIEJA QUE NUNCA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *